Con una inversión total de 5.217 millones de pesos, la obra consistió en la construcción de una autopista semiurbana en traza nueva, por afuera de la ciudad, a lo largo de una extensión de 12,6 kilómetros y cuyo fin es evitar que el tránsito pesado que circula por la RN 8 ingrese a San Antonio de Areco. Durante la gestión anterior fueron habilitados al tránsito 35,1 kilómetros; en cambio, el actual Gobierno nacional inauguró 68,5 kilómetros y actualmente están los restantes 63,8 en ejecución.

La nueva Autopista Ruta Nacional 8 es de importancia vital para potenciar el corredor comercial que vincula la provincia de Buenos Aires con Santa Fe, Córdoba y San Luis y a su vez fortalecer la competitividad productiva con una disminución de los tiempos de viaje.

El presidente Alberto Fernández encabezó en la tarde de este lunes el acto de inauguración de la variante San Antonio de Areco de la Autopista Ruta Nacional 8, que brindará mayor seguridad y agilizará la movilidad de más de 7.800 vehículos por día.

“Obras como éstas se están produciendo a lo largo de toda la Argentina y en todas las latitudes”, señaló el mandatario, que estuvo acompañado por el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; el administrador de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta; además de intendentes y legisladores, dirigentes sindicales y vecinos.

“La magnitud de la obra pública que hoy tenemos en el país es de tal envergadura que contamos con 380 mil personas trabajando en el sector y esperamos que muchos más se sumen para que el trabajo se multiplique”, informó el mandatario y reflexionó: “A la vida hay que cuidarla siempre, tanto cuando viene una pandemia como en las rutas”.

Durante la actividad, Katopodis valoró que los trabajos fueron hechos en pandemia, “y es muestra de otra gran obra que es la Autovía de la Ruta Nacional 8”, al tiempo que anticipó: “Muy pronto vamos a estar culminando los 167 km de este gran corredor que es la Autovía y que marca el tiempo de la Argentina y el sentido del desarrollo” del país.

Los trabajos, que incluyeron la implementación de distribuidores en el empalme de la nueva Autopista con la Ruta Nacional 8 existente y en las intersecciones con las rutas provinciales 41 y 31, comenzaron en junio de 2015, pero estuvieron ralentizados hasta mayo de 2020 cuando se retomó su ritmo habitual.

Fuente: Prensa Presidencia de la Nación