“La lactancia materna es reconocida ampliamente como el método normativo e inigualable de alimentación durante los primeros seis meses de vida del bebé, debido a los indiscutidos beneficios para la salud de los niños y las madres”, expresaron desde la 

La SAN se suma a la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se conmemora del 1 al 7 de agosto y al igual que la OMS recomienda la alimentación al pecho exclusiva durante los primeros seis meses, y la continuación como parte importante de la dieta infantil junto a una alimentación oportuna y adecuada, hasta los dos años de edad.

“Los múltiples beneficios para la salud conferidos por la leche humana provienen de la acción combinada de factores nutricionales y componentes bioactivos, y la magnitud de la mayoría de los reconocidos efectos biológicos dependen directamente del tiempo de la lactancia”, señaló la Dra. Miriam Tonietti, ex presidente de la SAN. 

La leche materna en un biofluído específicamente e individualmente diseñado, cuya composición ha evolucionado en el tiempo para proveer al lactante una nutrición de precisión y protección contra potenciales gérmenes mientras el sistema inmune neonatal completa su desarrollo y madurez intestinal promoviendo el crecimiento saludable de la microbiota.

Desde la Sociedad Argentina de Nutrición recordaron que “la leche humana reduce la mortalidad infantil, principalmente en países de bajos ingresos (de 4 a 10 veces) y la evidencia es mayor en términos de morbilidad (reducción del 5% de las diarreas y 30% de infecciones respiratorias). Además, la lactancia materna tiene beneficios reconocidos para la salud materna y la mayor duración de la lactancia se asocia a la reducción del cáncer de mama y ovario”.

Cabe recordar que estudios recientes han demostrado la asociación entre algunas características de los componentes de la leche humana y la composición corporal de los niños, que podrían estar implicados en la reducción del riesgo del desarrollo de obesidad en los niños amamantados.

La última Encuesta Nacional de Lactancia (ENalac 2022) muestra que: aunque casi la totalidad de niños y niñas fueron puestos al pecho e iniciaron la lactancia (97,4%), sólo la mitad alcanzan a recibir lactancia materna exclusiva a los seis meses. “Si bien hay un aumento paulatino en las tasas de lactancia exclusiva a los seis meses -se ha duplicado en las últimas tres décadas-, hay aún una brecha con los niveles deseados que requieren del esfuerzo mancomunado de los distintos actores dentro del sistema de salud y más ampliamente de la sociedad para el cumplimiento efectivo de las políticas públicas que la protegen”, destacó Tonietti.

Este es uno de los temas del XXII Congreso Argentino de Nutrición que se desarrollará en la ciudad de Mar del Plata del 15 al 18 de noviembre y serán tratados en la conferencia de Coalición Nacional para Prevenir la Obesidad Infantil en Niños, Niñas y Adolescentes.

Fuente: Sociedad Argentina de Nutrición / Potada: Imagen ilustrativa.