Lo adquirió la Provincia de Buenos Aires y se trata de un equipo de radiología que demandó una inversión de más de 123 millones de pesos, y permite detectar patologías de alta complejidad.

El ministerio de Salud entregó al hospital de Niños “Sor María Ludovica” de La Plata un equipo de fluoroscopia y radiografía denominado “seriógrafo”. El mismo permitirá realizar estudios contrastados para el diagnóstico de diferentes patologías, y conocer la evolución de otras, en pacientes recién nacidos hasta la adolescencia. La adquisición de dicha aparatología implicó una inversión de la Provincia de $123.728.120.

Al respecto, el titular de la cartera de Salud, Nicolás Kreplak, detalló que “durante todo este año, vamos a estar haciendo la renovación casi total del equipamiento pesado de diagnóstico por imágenes en todos los hospitales provinciales, es una decisión histórica. Necesitamos fortalecer los hospitales para también poder llevar a cabo la estrategia de cuidados continuos basados en los territorios”.

“Estamos haciendo una inversión histórica para poder tener tecnología en los hospitales, creo que la lucha de fondo que tenemos que dar es, reconstruir la idea de que lo público no solamente es lo único que tienen algunos sino también; es lo mejor para todos. Y ese orgullo que tenemos con la educación pública, lo tenemos con la salud pública, quieren hacernos creer que estamos solo para quienes no pueden pagarse una prepaga, yo lo quiero decir y lo sabemos todos, esta es la mejor escuela de medicina y de salud. El derecho a la salud tiene que ser igual para todas y todos”, señaló Kreplak.

El nuevo equipo de fluoroscopia y radiografía Discovery RF 180 de la marca GE HealthCare, permitirá realizar estudios radiológicos contrastados como deglución, seriada esófago gastrointestinal, cistouretrograma miccional pediátrico (examen de rayos X de la vejiga urinaria y del tracto urinario), colon por enema, y espinografías.

Dichos exámenes son de gran importancia para colaborar en el diagnóstico y tratamiento de patologías de alta complejidad, como nefrourológicas gastrointestinales y traumatológicas, entre otras, en pacientes desde el período neonatal hasta la etapa de la adolescencia.

Por su parte, el director del establecimiento, Gustavo Sastre, destacó que “la incorporación de esta tecnología permite ampliar la oferta de diagnósticos en la red de pediatría de la provincia de Buenos Aires y, de una u otra manera, ampliar los derechos hacia un sistema de salud pública, brindando mayor accesibilidad a todos los pacientes que requieran una tecnología de esta magnitud.”

La entrega de esta aparatología de última generación al “Ludovica” de La Plata, se enmarca en una política de gestión más amplia que el ministerio de Salud de la Provincia lleva adelante, que apunta a la renovación del equipamiento por imágenes de todos los hospitales bonaerenses. Por esto, en lo que va del año, se han repartido resonadores, tomógrafos, mamógrafos, ecógrafos, ecocardiógrafos, angiógrafos, y torres de laparoscopía, entre otros.