Durante la mañana de hoy la policía bonaerense entró con violencia a la cooperativa textil Nueva Generación, en Wilde, para hacer cumplir una orden judicial de desalojo. Fueron detenidas decenas de personas, entre costureras, referentes sociales y políticos, y quienes se acercaron a solidarizarse.

También periodistas que se encontraban cubriendo el desalojo denunciaron que la policía les impidió cumplir con su tarea de comunicar los hechos. A pesar de que se identificaron como trabajadores de prensa, fueron golpeados, les quitaron sus herramientas de trabajo y se los llevaron detenidos.

Un proceso judicial originado en una dudosa demanda amenaza con dejar sin sustento a 84 familias de la Cooperativa -ubicada en el barrio Los Tanos de Wilde- que reclaman que el Estado tome cartas en el asunto.

Fuente: Cels / Fotos: Red Nacional de Medios Alternativos / ate.org.ar