Lo afirmó Félix Crous, titular de la Oficina Anticorrupción (OA). A pesar de esta denuncia -de un funcionario de propio gobierno, si bien el organismo es descentralizado depende del Poder Ejecutivo Nacional- el gobierno se encamina a acordar, reconocer y pagar esta deuda corrupta e inmoral. Más cuando el funcionario consideró que se debe “terminar con la impunidad” porque la deuda “condiciona la suerte de Argentina como nación”.

No se entiende la sumisión del presidente de la nación, insistiendo en el acuerdo -a pesar de estas denuncias- y menos se entiende la sumisión de la mayoría de la dirigencia del Frente de Todos y de los dirigentes del peronismo. Serán cómplices de avalar semejante ilícito.

Raúl Espíndola