Más allá del hostigamiento y la calumnia del gobierno de la ciudad de Buenos Aires sobre el comportamiento de los jóvenes, los estudiantes restauraron bancos, sillas y pintaron aulas.

En los días de la toma los alumnos arreglaron revoques, pintaron 4 aulas, paredes, marcos, puertas y ventanas. También soldaron sillas, limpiaron toda la escuela.

Esa es la violencia de la que hablan Rodríguez Larreta y Soledad Acuña?.

Ejemplo de estudiantes, respetuosos formados y comprometidos.