La empresa Laminados Industriales de Santa Fe comienza la producción de acero Grado A para la industria naval. Permitirá sustituir importaciones para la construcción de barcos y barcazas. Es un hito para la industria naval porque los barcos que se van a fabricar en Argentina van a tener chapa naval producida en Villa Constitución.

La compañía, que inició sus actividades en el 2008 con una inversión de USD50 millones, cuenta con capacidad para la producción de 200 mil toneladas anuales de chapas laminadas. Su nave industrial es de más de 15.000 metros cuadrados de superficie cubierta en la que se encuentra instalado un tren de laminación de chapas gruesas laminadas en caliente.

“Hace 50 años que Argentina no fabricaba chapa para la industria naval; esto también es el resultado de haber recuperado la política industrial, con más producción nacional y más trabajo argentino”, afirmó el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, que participó del lanzamiento de la empresa.

 “Esto abre nuevos horizontes para la industria naval y esta inversión industrial es una muestra clara de la reactivación que estamos viviendo en la construcción, en el agro, en la minería, en el sector automotriz, en el petróleo, entre otros sectores. Somos un gobierno industrialista, lo dijo el presidente Alberto Fernández desde que asumió, y lo estamos cumpliendo con creces, porque a pesar de la pandemia, de la guerra en Ucrania, hoy se produce mucho más que cuando comenzamos la gestión. Ya recuperamos 70.000 puestos de trabajo y asumimos nuevos desafíos”, resaltó Kulfas tras recorrer la planta industrial de la empresa, ubicada en Villa Constitución, provincia de Santa Fe.

El presidente y CEO de Laminados Industriales, José Pablo De Martino, agradeció la presencia del ministro y de su equipo de trabajo y afirmó: “Pensamos que la industrialización es una parte sustantiva para lograr el desarrollo. Un cambio estructural sería que germine en la mayoría de todos nosotros la convicción de defender nuestra producción industrial, que es la de todos”.

Fuente: Ministerio de Desarrollo Productivo