Se puso en marcha la segunda etapa del Campus de Investigación del INMeT, una institución fundamental para tratar las enfermedades desatendidas u olvidadas. La culminación de los trabajos permitirá un funcionamiento pleno del INMeT, único instituto de sus características en el país, que se ocupa de las llamadas enfermedades desatendidas u olvidadas como dengue, chagas y zika, entre otras.  En este tramo se invirtieron 623 millones de pesos. Entre 2015 a 2019 al INMeT se le suspendió el  financiamiento.
El jefe de Gabinete, Juan Manzur, participa junto a la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, de la inauguración del Instituto Nacional de Medicina Tropical

La inauguración en la mañana de este miércoles, de la segunda etapa del Campus de Investigación del Instituto Nacional de Medicina Tropical, en Puerto Iguazú, Misiones, representa un capítulo fundamental para la atención de la salud de millones de argentinos y argentinas. El jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manzur, destacó en el acto el espíritu del Gobierno Nacional, para “enfrentar los problemas dónde se producen, como indica el federalismo”.

 “Más del 85% de los establecimientos científicos están en la Zona Centro de Argentina. Por eso nació la idea de establecer este instituto cuando era ministro de Salud, allá por el 2011. Porque nuestra misión como Gobierno Nacional, con una mirada federal, es enfrentar los problemas allí dónde se producen”, afirmó el jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manzur en el acto de inauguración de la segunda etapa de obras en el Campus de Investigación del INMeT, del que participaron la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti; y el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad.

A partir de ahora, el centro funcionará en toda su capacidad con la puesta en marcha del Campus de Investigación para realizar investigaciones que abarcan desde el monitoreo permanente de eventos de salud hasta análisis de laboratorio con tecnología avanzada.

El jefe de Gabinete remarcó que “el INMeT se ocupa de enfermedades a las que muchas veces se las estigmatiza como enfermedades de la pobreza, y ahí es donde tiene que aparecer el Estado para hacer todas las inversiones que se necesiten”.

El Gobernador de Misiones Herrera Ahuad, recordó que Misiones “se quedó sin financiamiento para el INMeT de 2015 a 2019”, y aseguró que “con Juan Manzur y Carla Vizzotti se pudo dar el empuje para terminar la primera y, ahora, esta segunda etapa”. El gobernador afirmó, además, que “la decisión de hacer el Instituto en el Interior no fue sencilla, pero la ciencia entendió que no solo se puede desarrollar en Buenos Aires, sino que el Interior también tiene enormes posibilidades”.

El Gobierno Nacional invirtió 623.063.993 pesos en esta etapa. El Campus cuenta con laboratorios de bioseguridad equipados con tecnología de última generación, para trabajar con patógenos de alta peligrosidad. Los nuevos laboratorios tienen capacidad para estudios de genómica, biología molecular y disponen de áreas de investigación y desarrollo, bioterios y sitios de cría y experimentación de insectos transmisores de enfermedades y animales ponzoñosos.

El INMeT ha recibido una inversión de 85.625.205 pesos en equipamiento de laboratorio, informática y mobiliario. En la adquisición se destacaron equipos de secuenciación genómica, cabinas de seguridad biológica, equipos de ultra frío, ceparios, citómetro de flujo e incubadoras controladas para la cría de insectos, entre otros.

También estuvieron presentes en el acto, el ministro de Salud Pública de Misiones, Oscar Francisco Alarcón; el titular del ANLIS-MALBRÁN, Pascual Fidelio; el director de INMeT, Daniel Salomón; el intendente de Puerto Iguazú, Claudio Filippa; e integrantes de los equipos de Salud provinciales y de la comunidad científica.

Fuente: Jefatura de Ministros de la Nación